Consejos para mejorar la salud auditiva
Salud

Consejos para mejorar la salud auditiva y cuidar los oídos

Gracias a los oídos podemos percibir sonidos y sensaciones, por lo tanto, cuidarlos y mantenerlos en buen estado de salud es vital para nuestro bienestar integral.

Los cuidados que les podamos dar, así como adoptar adecuados hábitos de limpieza desde temprana edad, incluyendo revisiones oportunas con especialistas, nos ayudará a prevenir problemas en los oídos, así como a disminuir riesgos de infecciones o padecer cualquier tipo de enfermedad relacionada con éstos.

El apoyo y servicio de un centro auditivo en Barcelona permitirá contar con la experiencia y conocimiento de especialistas en el área, para prevenir o atacar algún problema que se tenga con la audición. El mismo equipo de profesionales indicará una serie de consejos y recomendaciones para el cuidado de los oídos, como los que vamos a destacar a continuación.

Evita los aparatos ruidosos

Sobre todo con la llegada de las nuevas tecnologías, son muchos los dispositivos electrónicos, móviles, auriculares y altavoces que utilizamos con frecuencia, y lo más común es usarlos con un volumen poco adecuado.

Por lo tanto, el primer consejo será reducir lo máximo posible que muchos aparatos ruidosos funcionen al mismo tiempo y en una misma área de convivencia. Por ejemplo, la TV, equipos de sonido y electrodomésticos.

Si es posible, lo ideal es bajar el volumen de los aparatos electrónicos, de la TV, la radio o los reproductores MP3, no es bueno abusar del uso de reproductores de música durante más de un par de horas al día con un volumen por encima del 60%. Así que se aconseja comprar productos silenciosos y también contar con una adecuada potencia acústica en las áreas donde se utilicen.

Proteger adecuadamente los oídos si el tipo de trabajo lo requiere

Hay un elevado número de trabajadores del sector de la construcción y obras civiles que terminan padeciendo deficiencias auditivas por no proteger adecuadamente sus oídos durante su horario laboral. Lo mismo sucede con empleados del sector industrial y automotor, ya que se exponen de manera desmedida al uso de dispositivos y maquinaria que generan altos niveles de contaminación acústica.

Si es tu caso, es importante exigir a la empresa los utensilios y dispositivos protectores requeridos para cuidar la salud de los oídos de los trabajadores.

Cómo limpiar adecuadamente los oídos

Uno de los consejos más importantes para prevenir o mejorar la salud auditiva, es limpiarlos de la forma correcta, en este sentido, será necesario lo siguiente:

  • Secarse muy bien los oídos después del baño, para así evitar la humedad en el conducto auditivo, y a la vez, alejar posibles infecciones por hongos. 
  • Si practicas natación, es importante usar tapones para igualmente proteger de la humedad el conducto externo. Se recomienda usar material flexible e hipoalergénico para evitar cualquier problema. 
  • De ninguna manera introduzcas objetos extraños en el oído y, a diferencia de lo que se pueda pensar, los bastoncillos de algodón no son la mejor herramienta para limpiarlos, ya que se corre el riesgo de dañar la membrana del oído y provocar tapones de cerumen, lo que sería un riesgo de infección.
  • También es esencial tener especial cuidado con este órgano cuando se sufren catarros, gripe u otro tipo de infecciones y virus, ya que en muchos casos, éstos pueden conllevar a la pérdida de la audición.

Cómo detectar problemas de audición en los niños

Es una de las condiciones que más temen los padres, pero hay algunos indicadores que pueden permitir que se detecte a tiempo un problema auditivo en un niño. Por eso, si se perciben problemas de aprendizaje o retrasos en el habla de un pequeño, es imperativo someterlo a un estudio especializado para identificar posibles condiciones de deficiencia auditiva. 

Es posible realizar algunos test preventivos de audición, sobre todo si hay antecedentes de padecimiento de enfermedades de tipo degenerativo, y en caso de que ya exista la condición, para que no avance más.

Otra recomendación es someterse a una revisión auditiva si se tienen más de 50 años de edad, ya que es el período de vida cuando pueden comenzar los síntomas de pérdida de la audición por vejez.

Independientemente de la razón, lo ideal será contar con profesionales que ayuden a detectar el problema, prevenirlo o curarlo, en la medida que sea posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.