Ponerse en forma en 2020
Deporte

¿Te has propuesto ponerte en forma en 2020? ¡Sigue estos consejos para empezar con buen pie!

Uno de los propósitos de cara a un nuevo año es comenzar a hacer deporte para mantenerse en línea, razón por la cual, probablemente muchas personas hayan elegido el mes de enero para comenzar a ejercitarse. Pero llegado este momento, surgen muchas dudas.

Pues bien, lo cierto es que tener claras todas estas cuestiones, o al menor la mayor parte de las mismas, es fundamental para conseguir objetivos, y no lesionarse o terminar abandonando el deporte. Por ello hemos recopilado los principales consejos a tener en cuenta a la hora de empezar a entrenar.

La importancia de establecer una rutina

En primer lugar, es esencial saber organizar bien la rutina, escogiendo los ejercicios adecuados y el orden a la hora de realizarlos. Este aspecto es especialmente importante para las personas que se están iniciando en la práctica del ejercicio, ya que es básico para lograr los objetivos que se propongan y disminuyan las posibilidades de cansarse por no ver avances.

De forma general, la manera más adecuada de estructurar la rutina de ejercicios es empezar por los ejercicios multiarticulares, que son los que más masa muscular involucran en el movimiento; y terminar por los movimientos analíticos o de aislado, es decir, en los que tan solo se trabaja principalmente un músculo. Cabe destacar la importancia de elegir ropa fitness, ya que está creada específicamente con el fin de realizar ejercicio.

Si nunca se ha entrenado antes, o al menos se lleva muchos años sin hacer ningún tipo de deporte, y se toma la decisión de comenzar a hacer ejercicio para ponerse en forma y llevar una vida más saludable, es necesario tener una base de la que partir.

Mejor rutina para empezar a entrenar

Esta es la mejor rutina para empezar a entrenar

Al hilo de esto, sin duda la mejor forma de empezar a ejercitarse las primeras semanas, durante un período que puede estar entre las seis y las ocho semanas al menos, es decantarse por hacer una rutina de ejercicio full-body, a fin de ir engrasando todo el cuerpo y acostumbrarse a la práctica de ejercicio.

Las rutinas de este tipo se suelen utilizar entre los principiantes para adaptarse al entrenamiento, y entre quienes han sufrido alguna lesión recientemente y empiezan a readaptarse al ejercicio.

A lo largo de estas primeras semanas se debe trabajar con pesos ligeros, para ir aumentándolos después de manera progresiva, a medida que los músculos vayan acostumbrándose a lo que exijan los entrenamientos. Así se puede tratar de evitar también las molestas agujetas, al menos en la medida de lo posible. 

Al ser principiante, es normal que no se sepan hacer algunos ejercicios, por lo que es imprescindible, antes de aumentar de nivel los entrenamientos y añadirles volumen, descubrir la manera correcta de aplicar la técnica de los ejercicios con los que se va a trabajar.

De este modo se previenen lesiones y problemas que puedan parar nuestro progreso, o que incluso nos obliguen a dejar de entrenar. A lo que hay que añadir que aprender la técnica de los ejercicios sirve para progresar mejor que si se hacen a medias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.