Riesgos Consumo Opiaceos
Salud

El consumo de opiáceos es uno de los mayores riesgos en España

El consumo indiscriminado de opiáceos es uno de los mayores riesgos a los que hoy se enfrenta España y es que basta con observar la crisis que se vive en Estados Unidos para comprender que la adicción a los opiáceos se ha convertido en un terrible problema.

De acuerdo con fuentes asociadas, se estima que en Estados Unidos mueren a diario unas 200 personas por consumo excesivo de opiáceos, esto significa que en apenas un año mueren en esa nación norteamericana más personas que en la mayoría de las guerras del mundo.

¿Qué son los opiáceos?

Son medicamentos que alivian el dolor, ya que actúan como reductores de la intensidad de las señales de dolor que llegan al cerebro. Entre los opiáceos más comunes están la hidrocodona, oxicodona, morfina, codeína, entre otros.

Consumo Opiaceos Estados Unidos

Aunque algunos informes aseguran que la mayoría de los afectados por opiáceos son gente blanca con un estado de vida que se asemeja más a la pobreza, lo cierto es que puede afectar a cualquier persona sin mayores distinciones.

La víctima más famosa fue el cantante Michael Jackson, quien sufría de fuertes dolores y se administraba tres inyecciones diarias de un opioide llamado Demerol, cuyos efectos eran similares a los de la morfina. Otra de las víctimas famosas de los opiáceos fue el cantante Prince, quien consumía fentanilo de forma reiterada para aliviar fuertes dolores de caderas.

¿Por qué el consumo de opiáceos se salió de control?

Hay múltiples factores que explican este problema, pero en el caso de Estados Unidos, las principales causas son:

Prescripción médica

Lamentablemente en Estados Unidos hay un gran problema de prescripción médica indiscriminada de opiáceos. Esto se debe en buena parte, a que la mayoría de los seguros médicos son privados y muy caros, por lo que la opción más barata para tratar cualquier dolencia es un opiáceo.

Promoción televisiva

¿Sabías que Estados Unidos y Nueva Zelanda son los dos únicos países del mundo donde se pueden promocionar opiáceos por televisión? Esta publicidad impulsa a muchas personas a pedir a sus médicos que les receten opiáceos, ya que además son uno de los tratamientos más económicos y accesibles.

Patrocinios

En Estados Unidos los laboratorios alientan a los médicos a recetar opiáceos a sus pacientes, pero ¿de qué forma? Es sencillo de responder, a través de regalos, fiestas, organizan eventos médicos, realizan viajes y hasta financian investigaciones y estudios de posgrado. Ante estas tentadoras ofertas, aunado al alto precio de otros tratamientos que se escapan de las manos de los pacientes, muchos médicos recetan opiáceos a todo el mundo.

Que Son Opiaceos

Cultura médica

A diferencia de otros países, como en Japón y Europa, la relación entre médico y paciente en Estados Unidos es simplemente “arreglar lo que está descompuesto”, siendo el consumo de opiáceos la forma más rápida de “reparar el daño lo más rápido posible”, mientras que en otras culturas (con sistemas de salud más accesibles) se opta por una revisión física más profunda del paciente, incluso se opta por la fisioterapia, sesiones psicológicas, etcétera.

Por estas razones, el consumo de opiáceos en Estados Unidos se ha vuelto parte de su cultura, aunque lamentablemente este problema ya no se limita a Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud ha advertido que en el mundo hay 15 millones de personas que sufren de adicción a los opiáceos, en su mayoría son consumidores de heroína, aunque la cifra de personas que consumen opiáceos recetados va en aumento.

El consumo excesivo de opiáceos genera los mismos efectos que cualquier sustancia psicotrópica, síndrome de abstinencia, delirios, trastornos psicóticos, cambios de estado de ánimo, trastornos de sueño, disfunción sexual, cambios en el ritmo cardíaco y muerte como producto de complicaciones derivadas.

Consumo  de opiáceos en España

Desafortunadamente las alarmas se están encendiendo en Europa ante la llegada de opiáceos y España ocupa el octavo lugar europeo con mayor incidencia de este fármaco. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Farmacéuticos advirtió que el consumo de opiáceos recetados se duplicó en apenas 10 años, pasando de 7,5 dosis diarias por cada 1000 habitantes a 13,31 dosis diarias.

Aunque estas cifras están lejos de los índices estadounidenses, los especialistas recomiendan a médicos, oncólogos, traumatólogos, cirujanos y dentistas a controlar aún más la prescripción de opiáceos. Entre los opiáceos más comunes en España destacan el tramadol, tapentadol y fentanilo. Ante esta grave situación, es necesario contar con ayuda especializada para rehabilitación de adicciones a los opiáceos.

Consumo Opiaceos en España

En este sentido, Rehably ofrece la solución más rápida a este problema, ya que a través de su página web ofrece una amplia opción de clínicas distribuidas a lo largo y ancho de España, de acuerdo a la provincia donde se reside, al tipo de adicción y qué tipo de ayuda es necesaria (ambulatorio, especializado, centro de día o residencial).

Los especialistas disponibles en Rehably (psicólogos, psiquiatras, terapeutas, entre otros) están dispuestos a ofrecer su ayuda de distintas maneras, puede ser a través de grupos de apoyo, terapias personales de tipo motivacional, ayuda a los familiares de los dependientes, terapias a través de grupos como Alcohólicos Anónimos, entre otros.

Además de terapias para la rehabilitación de las personas dependientes a los opiáceos, también hay apoyo para personas adictas a drogas fuertes (cocaína, heroína, cannabis y drogas emergentes), alcoholismo, tabaquismos, estimulantes, ludopatías y otras adicciones (videojuegos, compras, sexo, internet, teléfono móvil, etcétera).

Generalmente quienes sufren de algún tipo de adicción, como a los opiáceos, se encuentran en un estado de vulnerabilidad y no están en condiciones plenas para decidir cuál es la terapia más correcta. En esos casos, se recomienda que un familiar o persona de su confianza que conozca plenamente su situación revise las distintas opciones y escoja la más conveniente.

Si se decide por un tratamiento residencial, suele ser uno de los más exigentes pero sus resultados son óptimos y son recomendados para aquellos que ya han pasado por otros tipos de terapias sin éxito. El consumo indiscriminado de opiáceos es un problema de graves consecuencias, así que no hay que perder tiempo alguno para recibir ayuda especializada.

Debes buscar aquí tu clínica que mejor  se adapte a las necesidades del paciente, ya que te garantizan  total discreción y resultados satisfactorios, aparte de que las clínicas y tratamientos para la adicción a opiáceos disponibles en su página web son las mejores del país.

La salud y la vida de las personas con problemas de consumo de opiáceos está en juego y un tratamiento oportuno puede marcar la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.