Diferencias entre Ethereum y Bitcoin
Economía

Principales diferencias entre Ethereum y Bitcoin

Las criptomonedas han llegado para quedarse y dentro de ese amplio espectro hay dos que se destacan por encima de las demás: Ethereum y Bitcoin, siendo esta última la más conocida y utilizada a nivel mundial.

El Bitcoin le ha permitido a muchas personas tomar el control de sus finanzas y es que más allá de ser una herramienta financiera con alta volatilidad, si se invierte en el momento adecuado hay buenas probabilidades de obtener un gran retorno. Por supuesto, para ello es determinante hacer un análisis minucioso del mercado y es, en este sentido, que la utilización de software avanzados como immediate edge resulta de mucha ayuda, ya que tiene la capacidad de identificar las mejores oportunidades comerciales asegurándote un alto rendimiento. 

Diferencias entre Ethereum y Bitcoin

Antes de hablar de las diferencias de estas dos criptomonedas, conviene revisar cuáles son los puntos que tienen en común. Evidentemente, ambas son criptomonedas, cuyo origen se encuentra en la cadena de bloques. ¿Qué significa esto? Que millones de ordenadores alrededor del mundo trabajan para gestionar la lista de transacciones. Esto es muy importante, ya que permite hacer un seguimiento para confirmar el historial de cada una de las monedas. 

  • Las dos son monedas virtuales.
  • Tienen una naturaleza completamente descentralizada. Es decir, no se rigen bajo ningún gobierno o entidad bancaria.
  • Ambas proceden de la cadena de bloques.

Estas monedas virtuales tienen algunas características en común, pero son aún mayores las diferencias. Continúa leyendo para conocer cuáles son las más destacadas:

  • Bitcoin es una moneda virtual ampliamente más aceptada que el Ethereum. En este sentido, el Ether se acepta para transacciones que se ejecutan en la red Ethereum, ya que difícilmente es aceptada en otras plataformas.
  • En el caso contrario, el Bitcoin si bien es más aceptado a nivel mundial para diferentes tipos de transacciones e inclusive para compras de productos y servicios, no es aceptada en la plataforma de Ethereum. 
  • Bitcoin tiene establecido una cantidad límite de monedas virtuales que se pueden producir, siendo esta de 21 millones. El Ether, por otro lado, no tiene ningún límite, lo que elimina la escasez percibida. El factor de escasez es, justamente, uno de los factores que ha incrementado el valor del Bitcoin en muy poco tiempo.
  • En lo que se refiere a la minería, este es un proceso similar en ambas monedas; sin embargo, en el caso del Ethereum, los mineros pueden cobrar una tarifa determinada por simplemente confirmar la transacción.
  • La tecnología del Bitcoin la hace menos vulnerable a la manipulación o el robo, ya que las máquinas de la red involucradas deben estar de acuerdo con los términos de la transacción. Esta tecnología permite confirmar con facilidad que el beneficiario es el legítimo propietario de la moneda. 
  • Los protocolos y modo de operación de ambas monedas funcionan de forma diferente.

¿Cuál moneda es mejor?

Es difícil determinar cuál de las dos monedas es mejor, ya que la valoración de ambas depende de muchos factores. Lo que sí se puede determinar es que al momento de una negociación e inversión, se deben tener en consideración aspectos como la aceptación de la moneda, cómo se usa esta moneda, qué tan utilizada es en el presente y el futuro e inclusive determinar cuáles son los datos históricos de cada uno de los instrumentos.

El Bitcoin ha tenido, históricamente, un valor más alto que el Ethereum; sin embargo, es importante destacar que el mercado de las criptomonedas en general, más allá del valor de cada una, es sumamente volátil, por lo que conviene hacer inversiones previo estudio del mercado para reducir las probabilidades de pérdidas. En general, el Bitcoin es la moneda con más ventajas gracias a que es global, rápido, cifrado, privado, sin barreras, son edición limitada y más seguro de utilizar. Tu perfil de inversionista, capital y objetivos es lo que determinará cuál es la más adecuada para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.