dragones komodo
Animales

Todo acerca del dragón de Komodo

El Varanus Komodoensis, que conocemos con el nombre de dragón de Komodo, o también como varano de Komodo o monstruo de Komodo, es una clase de saurópsido que tiene la capacidad de llegar a medir unos 3 metros de largo y tener un peso de unos 70 kilos, debido a este enorme tamaño se ha convertido en lo que algunos llaman como súper depredador en el lugar donde se encuentra.

Estos animales de gran tamaño representan lo que queda de los restos de la era en la que los dinosaurios tenían dominio sobre el planeta, que solamente se pueden encontrar en el medio del archipiélago de Indonesia en las cercanías de las conocidas islas Komodo y Rinka.

Valerosos marineros contaban historias acerca de unas tierras lejanas en las que aún vivían los dragones. La información acerca de estas islas, que recibían el nombre de la región de Komodo, era bastante poca, y por muchos siglos fueron consideradas como un paraíso completamente natural en la que muy pocas personas tenían el valor de visitar.

El dragón de komodo es el animal que gobierna estas curiosas islas, pero a su vez es una de las piezas que conforman un delicado ambiente en el que se encuentran una gran cantidad de especies diferentes.

¿De qué se alimenta el dragón de Komodo?

Estos son unos animales que poseen las articulaciones de la boca al igual que del cráneo bastante flexibles, lo que hace que tengan la capacidad ingerir enormes pedazos de carne en un simple bocado, utilizando una gran cantidad de fuerza para picar en trozos su presa, el Dragón de Komodo no suelen masticar los alimentos, por lo tanto engulle las piezas enteras sin importar que aún tengan la piel o los huesos.

La mayoría de los animales que se encuentran en estas islas forman parte de la alimentación del varano de Komodo. Cuando se encuentran hambrientos pueden ingerir hasta un 80% de su peso corporal en solamente una comida, por lo general tardan algunos días en consumir esta cantidad, pero para la digestión se pueda acelerar, frotan su vientre en la tierra, después toman algo de agua y puede pasar aproximadamente un mes entre comida y comida.

Son muchas las especies de lagartos que se encuentran en estas islas, nueve de estas son especies arborícolas y representan uno de los alimentos más buscados por los dragones más jóvenes.

Las tortugas marinas al igual que las tortugas carey, son animales que frecuentan las orillas de estas islas, ya que cada dos años van a poder huevos quedando enterrados en la arena, y estos son uno de los alimentos más sencillos de encontrar para los dragones de komodo.

Por otro lado, las fuentes de agua representan un excelente lugar para emboscar animales que estén desprevenidos, debido a que en estos lugares se reúnen la mayoría de los animales que habitan en las islas, en especial, los mamíferos.

La reproducción del dragón de komodo

Es muy difícil encontrar una diferencia entre los sexos de estos animales, y es así hasta para los especialistas. Estos utilizan el olor para poder identificar cuál es la pareja ideal. Las hembras en un principio suelen poner resistencia, sin embargo el macho es más insistente y logra su objetivo, en donde las hembras terminan por plegarse a las peticiones del macho dando inicio al apareamiento.

Según los resultados de algunos estudios, se ha podido determinar que estos animales tienen una forma de aparearse llamada partenogénesis, en donde las hembras son capaces de tener crías sin la presencia de algún macho. Luego de unos 40 días buscan un sitio para poder cavar su nido o acondicionan alguno que se haya hecho anteriormente por algún animal de su mismo entorno. Los dragones de Komodo defienden su nido hasta que el nido se encuentre listo, luego los huevos son abandonados a su suerte, de los cuales solamente ¼ parte sobrevive a los 9 meses de la incubación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.