importancia visitas regulares dentista niños
Salud

Por qué es importante que los niños visiten al dentista de forma regular

Es habitual que los niños desarrollen temor a visitar al odontólogo y eso simplemente ocurre porque los padres no establecen una rutina preventiva de cuidado bucodental a lo largo de su infancia.

Desde el primer año de edad se vuelve recomendable que comience a tener visitas periódicas al odontopediatra, quien es el especialista en el cuidado de la salud bucal durante los primeros años de edad y el inicio de la adolescencia.

Un par de visitas anuales es suficiente para que el niño se acostumbre al proceso y lo tome como algo normal. El especialista se encargará de realizar una revisión profunda y proporcionar el tratamiento y recomendaciones necesarias para el cuidado de la dentadura del pequeño.

La clínica dental interoralia recomienda que los niños acudan a revisiones de rutina a lo largo de su infancia con el objetivo de mantener los dientes fuertes y las encías saludables, además de proponer los tratamientos correctivos necesarios en caso de maloclusiones dentales, caries y enfermedades de la cavidad bucodental.

¿Por qué es importante que los niños acudan regularmente al odontólogo?

El adecuado cuidado dental va más allá de una rutina de correcta de higiene. Las visitas al especialista se convierten en el mejor recurso disponible para prevenir el desarrollo de enfermedades de la cavidad bucal a lo largo del crecimiento del niño.

prevenir el desarrollo de enfermedades de la cavidad bucal en niños

Además de lo anterior, existen otras razones por las cuales los niños deberían ser llevados al odontólogo de forma regular, por ejemplo:

  • Prevenir enfermedades. La prevención es la mejor forma de evitar que se desarrollen enfermedades bucodentales. Durante una visita, el odontólogo es capaz de detectar faltas de higiene, recomendar correcciones en las técnicas de cepillado y enseñar al pequeño a limpiar adecuadamente sus dientes.
  • Detectar problemas. Las revisiones de rutina permiten detectar a tiempo los problemas bucales y tratarlos correctamente, haciendo que los tratamientos sean más eficaces.
  • Mantenimiento. No solo para evitar caries, sino en el caso de estar sometido a tratamientos de ortodoncia, es importante asistir de forma regular a consultas de seguimiento.

Ahora bien, ¿cómo saber si un dentista es bueno? Más allá de los cuidados en casa, las revisiones de rutina deben ser realizadas por un especialista que cuente con la experiencia y certificaciones necesarias para conocer en profundidad la variedad de problemas a los que se exponen los pequeños.

También es importante que el centro odontológico cuente con una reputación adecuada, solo así será posible confiar en la calidad de sus servicios.

Es fundamental que el centro dental seleccionado trabaje únicamente con profesionales colegiados por el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), siendo esta la única garantía de que el profesional cumpla un código deontológico que asegure su calidad como dentista y que los procedimientos no ocasionarán daños a la salud del paciente.

Con todo esto en mente, será mucho más sencillo elegir el profesional adecuado para el cuidado de la salud bucal de los más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.