Salud en el embarazo
Salud

La salud durante el embarazo

Los cambios que se producen durante la gestación hacen necesario prestar atención a diferentes aspectos.

Sea que haya sido de una forma programada o por sorpresa, vivir un embarazo es una época de cambios. Estos no afectan solo a quien lleva en su interior una nueva vida, aunque es evidente que la mayoría de ellos tendrán como protagonista a la futura mamá. Si tenéis la sospecha de que puede venir un bebé de camino, es el momento de comenzar a ajustar determinadas pautas de vida para llevarlo todo de la forma más saludable posible.

Lo primero, asegurarse

Antes de plantearse un cambio de hábitos, es importante tener la seguridad de que te has quedado embarazada. La razón es bastante obvia, ya que si solo se trata de un retraso en la regla o de ciertos síntomas que parecen los de un embarazo, pero finalmente no lo son, no tiene sentido hacer ningún ajuste. Sobre todo si ya llevas una vida saludable.

La salud durante el embarazo

Los métodos sobre como puedo saber si estoy embarazada son muchos y muy variados. Desde ciertos síntomas físicos hasta pruebas clínicas, tú decides cuál elegir. Hay algunos que son más fiables que otros, por lo que a veces es necesario combinarlos para tener la seguridad de que se trata de un embarazo real.

Alimentación

Una vez que se tiene la certeza, lo primero que se suele empezar a ajustar es la alimentación. Que NO significa comer por dos, como se decía antes, sino equilibrar la ingesta de nutrientes pensando en que hay que alimentar a dos personas. Y hay que hacerlo de tal manera que no le falta de nada a ninguna.

Consejos salud embarazo

Potenciar el consumo de frutas y verduras ayudará a tener unos niveles de vitaminas adecuados. Por otra parte, el pescado aportará ácidos grasos y proteínas, esenciales para la formación de los tejidos. En cualquier caso, lo mejor es consultar con el especialista que va a llevar tu embarazo.

Hidratación

La hidratación durante el embarazo es fundamental. Por lo que hay que beber mucha agua para evitar problemas como el estreñimiento o que se acumulen toxinas en el organismo. Si el agua no te gusta demasiado, puedes usar trucos para aumentar la cantidad de líquido que tomas, como las infusiones.

Hidratacion durante el embarazo

Algo que debes evitar es tomar café. La cafeína deshidrata y además es excitante, algo que no te conviene. En su lugar toma té verde natural, que es fuente de antioxidantes y se recomienda su consumo moderado durante el embarazo. Busca una marca de calidad como Royal Tips, que está especializada en esta bebida, que puedes preparar tanto para tomar en caliente como fría si lo prefieres.

Ejercicio

El ejercicio es bueno durante el embarazo, aunque deberás evitar que tienen riesgo o un alto impacto. En lugar de correr, camina a buen ritmo, y en vez de hacer ejercicios de cardio nada un poco. En caso de que sientas alguna incomodidad, para y consulta con tu médico.

Ejercicio durante el embarazo

Cuidado de los dientes

Aunque no te lo parezca, el estado de los dientes afecta directamente al embarazo. Hay algunos problemas como la gingivitis que tiene relación con partos prematuros o un peso por debajo de lo normal al nacer. Por ello, consultar con el mejor dentista de Almería tanto para prevenir como para tratar los posibles problemas que puedan surgir durante el embarazo.

Los cambios hormonales que acompañan a la gestación, una mayor acidez en la boca y la circulación más intensa de la sangre en el organismo requiere de un mayor control en este sentido.

Consejos de salud durante el embarazo

Descanso adecuado

Durante el embarazo seguramente sientas que te cansas más. No es algo de lo que preocuparse, ya que es completamente normal debido a que el cuerpo está dedicado a cuidar de la nueva vida que hay en su interior. Así que tendrás más sueño y sentirás que aún haciendo lo mismo de siempre o menos, lo que más te apetece es echarte a dormir.

Descanso adecuado en el embarazo

El descanso durante los primeros meses de embarazo no será un problema. Pero a medida que la barriguita empieza a aumentar de tamaño, puede que no consigas encontrar una postura cómoda para dormir. Sea como sea, necesitas descansar y dormir mucho. Algunos expertos aconsejan hacerlo sobre el lado izquierdo para que el flujo sanguíneo que alimenta la placenta fluya mejor. Pero sobre todo, procura estar a gusto y descansar bien.

Sigue estos consejos y podrás tener un embarazo más saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.