Ahorrar impuestos
Miscelánea

Ley Beckham o cómo ahorrar impuestos si te trasladas a España para trabajar

Vivimos en un mundo globalizado en el que la movilidad entre trabajadores es habitual. Es posible que, si vives fuera de España, en tus planes de futuro valores venir a trabajar y comenzar una nueva vida en este país Europeo.

Una información interesante que puede serte de gran ayuda es saber que en España existen beneficios fiscales a los que te puedes acoger para ahorrar en el pago de impuestos como extranjero.

España es un país que ofrece multitud de oportunidades a los trabajadores que llegan desde otros países empezando por la conocida como Ley Beckham. Se trata de un régimen especial de tributación por el cual las personas físicas que obtengan una residencia fiscal en España por desplazarse aquí desde un país extranjero tiene la opción de tributar conforme a la normativa de los no residentes fiscales en el país, aunque sí lo sean.

Beneficios fiscales

A efectos prácticos supone pagar una tarifa impositiva fija del 24% sobre los ingresos percibidos en España. Fuera de esta ley se pagaría sobre los ingresos obtenidos en todo el mundo, cuyo porcentaje podría variar entre un 19% a un 45%. Es decir, el ahorro acogiéndose a la Ley Beckham es considerable.

Esta normativa es válida para los 6 primeros años de residencia y está creada para incentivar la llegada a España de talento y de profesionales altamente cualificados.

Otras consideraciones sobre la Ley Beckham 

Esta ley, que recibe el nombre del famoso futbolista por ser la primera persona que se acogió a ella, no solo supone un beneficio fiscal en lo que respecta al impuesto sobre la renta. También tiene ventajas sobre el Impuesto sobre el Patrimonio, sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y sobre las ganancias de capital.

Sin embargo, no todo el mundo puede solicitar la Ley Beckham. Como requisitos generales optan a ella los extranjeros que se acaban de trasladar a España, los expatriados con rentas altas que ocupen cargos directivos o de gestión o los administradores que se cambian de país para trabajar en una empresa. Quedan exentos los autónomos, atletas profesionales y directores de entidades empresariales.

Dado que existen otros requisitos más concretos y que el proceso de solicitud legal puede resultar complejo para quien no esté familiarizado con estos aspectos es interesante contar con los servicios de un abogado fiscal. La solicitud debe iniciarse dentro de los 6 meses anteriores de que se inicie el contrato de trabajo del empleado trasladado a España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.