Mantenimiento botas Chiruca
Miscelánea

Mantén tus botas Chiruca en buen estado por más tiempo

Las botas Chiruca de hombre son, por sí mismas, un calzado que aguanta muchísimos años sin perder propiedades, por lo que en general se trata de un par de botas muy buenas que, gracias a su gran calidad, pueden mantenerse intactas durante muchísimo tiempo.

No obstante, también es cierto que existen algunos consejos y acciones de mantenimiento que podemos tomar para cuidarlas un poco más a diario y conseguir que alarguen su vida útil y se mantengan como nuevas por más tiempo. Igualmente, también aprovechamos para recordaros que estos consejos de mantenimiento están pensados para botas Chiruca fabricadas en piel, por lo que no se pueden aplicar a calzado deportivo o a base de textil de la marca.

Airearlas, dejar que la bota se ventile

El primer gran consejo para cuidar de las botas Chiruca de hombre es mantenerlas aireadas el mayor tiempo posible. Después de cada uso, es recomendable retirar los cordones de unos cuantos ojales y abrir la solapa de la lengüeta de la bota para que se airee correctamente. Es importante también que se aireen de forma natural, en algún lugar indicado como cerca de una ventana o, simplemente, dejándolas un buen rato fuera del zapatero y guardándolas cuando hayan pasado, al menos, un par de horas.

Eliminar la humedad del interior de la bota

Al ser unas botas de montaña, es normal que en muchas ocasiones lleguemos con ellas mojadas a casa. Para mantenerlas en buen estado, es necesario eliminar por completo la humedad de dentro de la bota, dejándolas secar de manera natural, igualmente con la bota entreabierta. Es muy importante, en este caso, no intentar acelerar el proceso de secado de manera artificial, por ejemplo, poniéndolo debajo de la calefacción, acercándolo a una chimenea o secando la bota con ayuda de un secador de pelo o un deshumidificador. Todos estos elementos, a pesar de secar la bota mucho más rápido, pueden perjudicar la piel, resecándola y haciendo que pierda sus propiedades.

Cepillarlas

Otro de los grandes errores que se suelen cometer a la hora de cuidar y mantener unas botas Chiruca de hombre es no cepillarlas. De nuevo, al ser unas botas especialmente diseñadas para ser utilizadas en la montaña, es normal que vuelvan a casa con suciedad como barro, polvo o restos vegetales.

Para evitar que todos estos agentes deterioren nuestras botas Chiruca, lo mejor es dejar secar por completo la bota siguiendo el paso anterior y, a continuación, cepillarlas para eliminar cualquier residuo que pudiese quedar en el calzado.

Limpiarlas

Al ser unas botas de piel, las botas Chiruca de hombre tienen una serie de indicaciones para su lavado. En primer lugar, hay que destacar que son botas preparadas para todo tipo de inclemencias, por lo que es normal que se manchen. Para eliminar las manchas de la parte externa, lo más recomendable es hacerlo con un paño relativamente húmedo o, en caso de tener una mancha persistente, mojado en una solución jabonosa.

Acciones a evitar al limpiarlas

Para terminar,  acabamos con una serie de consejos sobre qué evitar al limpiar vuestras botas Chiruca de hombre para mantenerlas como nuevas más tiempo.

En primer lugar, lo más importante en el mantenimiento de estas botas es no utilizar productos químicos que puedan dañar la piel para limpiarla, como pueden ser lejía, ceras, aceites, siliconas o betunes, ya que cierran los poros de la piel e impiden la correcta transpiración del pie.

Por otra parte, es muy importante también no meter las botas Chiruca ni en la lavadora ni en la secadora, ya que cuentan con cambios muy fuertes de temperatura que, sin duda, son completamente innecesarios para higienizar la bota y pueden llegar a dañar sus propiedades, tanto la piel de la parte externa, como el Gore-Tex que impide que la humedad entre en el interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.