Mejoras en el hogar que desconocemos
Hogar

Mejoras en el hogar que desconocemos

El hogar debe proporcionarnos un entorno seguro y confortable donde desarrollar buena parte de nuestras vidas. El hogar debe entenderse como una parte de nosotros mismos y tratarlo con la delicadeza y el cuidado que merece, ejerciendo sobre él un continuo mantenimiento de sus instalaciones y mejorando con añadidos que nos hagan disfrutar aún más de nuestras vidas.

Para facilitar este mantenimiento y la proyección de mejoras, se nos hace imprescindible contar con herramientas y material con el que trabajar, deberíamos, si fuera posible por las dimensiones del inmueble, tener una habitación dedicada a las labores manuales, un pequeño taller donde trabajar con libertad y que nos sirva de almacén y laboratorio de ideas.

En esta habitación no debe faltar un mueble con cajones diferenciados para cada uno de los elementos y objetos que la casa necesita para su buen mantenimiento; electricidad, fontanería, pintura, herramientas… tampoco puede faltar una escalera trasportable con la que llegar a los sitios más altos, como por ejemplo lámparas o para pintar el techo, por poner un par de ejemplos.

Lo cierto que es que ninguna casa debería dejar de tener uno de los modelos de Escaleras Arizona que se ofrecen en este enlace que redirige a la tienda especializada en venta de escaleras de aluminio; Escaleras Arizona, donde también pueden encontrarse otros muchos modelos de escaleras; de fibra, de seguridad, de madera, fijas, andamios…

Mejorar nuestras cubiertas

Una vez que tenemos todo lo necesario para mantener en buen estado de salud a nuestros hogares, es momento de pensar qué podemos hacer para mejorar su habitabilidad, confort y estética. Entre las muchas soluciones y actuaciones que podemos acometer en su estructura, se recomienda colocar cubiertas de zinc, puesto que el zinc es una estructura muy duradera considerada ideal como base para estructuras metálicas de calidad, tanto para fachadas como para cubiertas, pues tienen una vida aproximada de 100 años en una atmósfera rural y un mínimo de 40 años en ambientes corrosivos, como el marino, o ácido, como en ambientes industriales severos.

Mejoras en el hogar

Es estético y resistente, la única pega que podríamos encontrar al uso de estas placas de metal es el montaje ya que, por ser especialmente delicadas deben montarse siempre por profesionales. Ellos tendrán en cuenta y realizarán los trabajos a partir de tres reglas fundamentales.

La primera controlar la ventilación, pues una cubierta de zinc debe contar en todos los casos con un sistema de ventilación, ya sea este natural o producido por una cámara de aire, la segunda colocar un aislamiento térmico, ya que en su defecto aparecerá la temida condensación en la bandeja, y por último tendrán muy presente el coeficiente de dilatación, pues es muy alto y podría desestabilizar toda la estructura si no se consiguen las tolerancias debidas.

Cabe distinguir dos tipos de cubiertas de zinc, las cubiertas frías y las cubiertas calientes, La primera lleva ese nombre cuando la placa de zinc se coloca directamente sobre la superficie compatible, lo que conlleva una construcción de una cámara de aire autoventilada, la segunda se reconoce por la lámina drenante que se coloca debajo de la placa de zinc, la cual permitirá la creación de una micro cámara de aire de forma natural.

La seguridad y el gas

Uno de los principales objetivos de realizar un mantenimiento continuado en la vivienda es el de evitar riesgos con nuestras instalaciones básicas, ya sea en la electricidad para que no haya derivaciones que provoquen electrocuciones, en la fontanería para que no existan zonas húmedas que puedan abrir las puertas a infecciones y plagas y, sobre todo, en las instalaciones del gas por ser consideradas las más peligrosas y las que más accidentes graves producen.

Los escapes de gas pueden provocar explosiones y situaciones de asfixia, por lo que se hace de extrema necesidad una constante vigilancia sobre estos aparatos y pasar revisiones periódicamente, y en el caso de que nuestra caldera tenga más de diez años, confiar en los expertos en calderas de Hidalgas.es y dejarse asesorar por ellos en la compra de una caldera nueva.

Siempre, aunque esta sea nueva y de confianza como las que nos ofrecen en esta tienda online, deberemos estar atentos a las señales y actuar en consecuencia, creando ambientes adecuados para evitar cualquier incidencia. Así, trataremos de que en la zona donde está instalada la caldera de gas siempre haya una buena ventilación, almacenar las bombonas fuera de la vivienda, lejos de las fuentes de calor y de los niños, mantener cerrada siempre que no se esté usando la llave de paso del gas…

Y en el caso de que huela a gas, debemos abrir rápidamente puertas y ventanas, no se debe encender ninguna luz, mucho menos fósforos o encendedores, tampoco usar el teléfono. Por el contrario, deberemos cerrar la llave de paso del gas y llamar a la empresa del suministro para que averigüe de dónde proviene y arregle la pérdida del gas.

El descanso, la mejor de las mejoras en el hogar

Sin duda alguna las acciones que acometamos en nuestras viviendas para dedicarlas al descanso y / o al ocio son las más agradecidas por todos. Si disponemos de un espacio exterior, las posibilidades de actuación son infinitas, pues existen un sinfín de ideas para convertir un jardín en un lugar acogedor dirigido al descanso y al disfrute.

Todas esas ideas, a las que solo la compañía de naturaleza puede dar sentido, deben pasar por la instalación de bancos de madera y demás muebles de exterior, todos en madera para que haga juego con el entorno que debe ser, como decimos, principalmente natural.

Este tipo de asientos y demás mobiliario en el material más noble que existe quedarán bien con cualquier decoración que se elija para el jardín, ya sea desértico, con la colocación de cactus, yucas, biznagas y piedras blancas delimitando las zonas, o en aquellos jardines que preferimos llenar de flores y que sean las mismas plantas las que delimiten el camino.

Siempre es un placer tener un banco, una hamaca, un sillón colgante desde el que observar a nuestros hijos jugar sobre el césped o bañarse en la piscina, que al igual que una barbacoa no pueden faltar en nuestro patio ajardinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.