Mudanza fácil
Hogar

Todo lo que necesitas para una mudanza fácil

¿Piensas mudarte próximamente? La mudanza es un proceso complicado y que consume una gran cantidad de energía, especialmente cuando se tiene poca o ninguna experiencia en el tema. No obstante, existen formas de optimizar todas las tareas involucradas con la mudanza y hacer que nuestros bienes materiales lleguen en perfectas condiciones al nuevo hogar.

A continuación, te dejamos algunas claves y consejos que harán mucho más sencillo el proceso de mudanza. Toma nota de nuestros consejos y asegúrate de contar con todo el material necesario para embalar perfectamente todas tus pertenencias.

Realiza una limpieza profunda

En primer lugar, es importante realizar una limpieza profunda de toda la propiedad y aprovechar el momento para deshacernos de todos los enseres que no utilizamos ni necesitamos en la nueva casa. Aprovecha para regalar, tirar o vender todas esas cosas que llevas años sin utilizar o que simplemente ni siquiera llegaste a sacar de su caja original.

Prepara los materiales de embalaje y protección

Ya teniendo seleccionado todo lo que se trasladará a la nueva propiedad, es necesario contar con materiales adecuados para embalar y proteger. Las cajas para mudanzas en diferentes tamaños son esenciales para empaquetar las cosas y evitar que sufran algún daño en el proceso de mudanza.

Adicionalmente, vas a necesitar bolsas de plástico, packs cajas de cartón y material de relleno para asegurar que los objetos delicados viajen sin contratiempos. Las etiquetas adhesivas para identificar las cajas también son una buena alternativa.

Comienza a embalar al menos dos semanas antes del viaje

Debes asegurarte de realizar la compra de las cajas y el material de relleno y protección con suficiente anticipación, de modo que puedas iniciar el proceso de embalaje al menos unas dos semanas antes del viaje. Así tendrás tiempo suficiente para ir habitación por habitación y cumplir el proceso con orden, evitando dañar tus enseres por un trato inadecuado.

Clasifica los objetos frágiles

En casa solemos tener una serie de objetos frágiles que requieren de protección adicional, por ejemplo las vajillas, copas, vasos, electrodomésticos y demás. Es importante clasificar estos objetos, embalarlos correctamente con plástico de burbujas e identificar las cajas de cartón con letreros que indiquen la presencia de contenido frágil.

Prepara un bolso de supervivencia

Al llegar a la nueva casa es importante contar con elementos básicos para “sobrevivir” los primeros días, mientras desempaquetamos todo y nos instalamos completamente. En este bolso se incluyen elementos de aseo personal, sábanas, toallas, alimentos enlatados, artículos de limpieza y cualquier otro detalle necesario para el uso inmediato del grupo familiar.

Prepara un plan de acción

La planificación es fundamental para evitar que la experiencia resulte traumática para toda la familia. Es por ello que resulta una buena idea trazar un plan de acción que guíe cada una de las actividades. Por ejemplo, realiza un cronograma donde se indique los días en realizarás el embalaje y luego la cantidad de días que te llevará desempaquetar todo por etapas en la nueva casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.