Setas comestibles para todos los gustos
Nutrición

Setas comestibles para todos los gustos

La última tendencia en la gastronomía gourmet es la utilización de setas para comerlas al gusto, para sazonar y como acompañante de deliciosos platos. Las setas también aportan nutrientes para la dieta diaria, con una gran cantidad de vitaminas y minerales.

En el mercado actual, hay una gran oferta y especies diferentes de setas comestibles como shiitake, enoki, shimeji y seta de cardo. Las setas se pueden encontrar en varias modalidades y presentaciones. Hay un variado número de recetas con las setas y hongos, que dan un toque y sabor único a los arroces, pastas y risottos.

Existen también platos dulces, como mermeladas con setas, licores de boletus, de rebozuelos y de trufa. Las setas deshidratadas son la más solicitadas hoy en día. Vienen en varias presentaciones, siendo la más común, las bolsas de 15 gramos hasta de 1 kilo, que pueden incluir hasta 15 especies diferentes de hongos. Las setas en polvo se usan para condimentar y aderezar platos, para darles ese sabor especial y diferente a la comida diaria o para cuando tengas que celebrar una ocasión especial.

Setas comestibles

Otra de las presentaciones son las setas en conserva o en salmuera que mantienen las texturas y los sabores. Se pueden consumir al acabar la temporada de cultivo y en cualquier momento del año. Las setas se conservan fácilmente y durante mucho tiempo, proporcionando a los consumidores todos sus nutrientes.

Setas deshidratadas

Hoy en día los chefs y amantes de la comida gourmet, están utilizando las setas deshidratadas en sopas, pastas, arroces, dulces y pizzas. También se pueden añadir las setas, hongos o champiñones a los guisos de carne y pescado, como guarnición y aderezo.

En el mercado hay diferentes especies como, Oronja, Ou de Reig, Blazei, Boletus, Champiñón de París, Seta de Cardo, Morilla, Perrechico, Pleurotus, Maitake, Reishi, Niscalo, Trompeta Amarilla, Trompeta de la Muerte y muchos más.

Vale destacar que las setas deshidratadas son un alimento natural orgánico, que no tiene ningún aditivo ni conservante, lo que agrega valores nutritivos a la dieta diaria si se consume con regularidad. Las setas y hongos tienen un gran valor nutritivo. Los hongos frescos, tienen de 1,5 a 3,5 proteínas, de 1 a 1,5 fibra y los hongos secos tienen de un 10 a un 15% de fibra y poseen un alto contenido proteínico de hasta un 35%.

Otra ventaja de las setas deshidratadas, es el ahorro que representa frente a las setas frescas, ya que 10 gramos de setas deshidratadas equivalen a 100 gramos de setas frescas. Las setas deshidratadas por tanto tienen un precio más asequible.

Setas deshidratadas

Para rehidratar las setas secas, basta con calentar un poco de agua. Se calienta agua en una proporción de cuatro vasos de agua por uno de setas. Se espera a que empiece a hervir y se apaga el fuego. Se meten las setas dentro del recipiente para que se rehidraten y se fusionen y se dejan sin tapar. Ya están listas para su consumo.

Otro método, es la rehidratación al vapor o añadiéndolas directamente a los guisos. El tiempo para hidratar las setas varía entre 25 minutos y dos horas, dependiendo de la receta que se vaya a preparar, de la consistencia y de la textura deseada. Transcurrido el tiempo, se cuelan las setas y se dejan escurrir.

Al estar listas, las setas rehidratadas se pueden usar como setas frescas en distintas recetas.

También se pueden rehidratar las setas con otro tipo de líquidos como leche, vino, cava y licores. El líquido resultante del proceso para hidratar, se puede usar como aderezo para salsas, guisos y comidas, ya que otorga un sabor único. Las setas y los hongos no contienen sal, así que durante la cocción para hidratarlas se les puede sazonar con sal, aceite de oliva y pimienta.

Se espera que el consumo de las setas siga creciendo por su alto valor nutritivo, por su disponibilidad en el mercado y por la versatilidad en la gastronomía global. Hay una gran variedad de hongos y setas en la naturaleza, siendo algunas comestibles y otras no. También existen especies que son venenosas o que pueden producir alergias, por lo que siempre se recomienda a los consumidores, comprar las setas y los hongos en tiendas que cumplan con los permisos y certificados sanitarios pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.