Swipcar segundamano coche renting
Motor

Swipcar revoluciona la opción de tener un coche de segunda mano

Una de las palabras que por desgracia han acompañado más al 2020 es “Covid-19”, junto con sus compañeras “restricciones” y “crisis”, todo apunta a que en este 2021 las cosas irán mejorando pero va a costar tiempo y esfuerzo salir de esta situación. En momentos de desescalada económica e incertidumbre global es cuando todos miramos más por el ahorro ¿Será, entonces, un año de mayor demanda de coches de renting de segunda mano?

Hasta ahora la opción más económica era comprar un coche de ocasión, si esta es la opción que contemplas, es muy recomendable que te informes bien de todo lo que tienes que tener en cuenta para evitar meter la pata.

Swipcar segundamano Ibiza

Antes de firmar la compra, tienes que asegurarte no solo de revisar la carrocería, si no también de fijarte en el estado del interior del vehículo, el kilometraje, la dirección e intentar hacer test de conducción completo si el dueño te lo permite y comprobar que la documentación esté correcta y actualizada.

Aún así, en la compra de estos vehículos de ocasión tendrás que confiar en que el vendedor ha llevado el coche al taller cuando era necesario y no ha hecho un mal uso de el mismo…

En Swipcar han llevado el renting de coches a otro nivel, ahora puedes tener las mismas ventajas del renting con un vehículo de segunda mano.

Antes de nada, un coche de renting es un contrato de alquiler de bienes muebles, pactado a través de una cuota mensual ya fija. En el caso de Swipcar, con tu cuota mensual tienes incluido:

  • El seguro a todo riesgo.
  • Averías.
  • Revisiones.
  • Mantenimiento completo.
  • Asistencia en carretera 24h.
  • Sustitución de neumáticos.
  • Impuestos de matriculación y de circulación.
  • Inspección Técnica de Vehículos o ITV.

Cuando haces un renting con un coche de segunda mano cuentas con las mismas garantías de un coche de renting nuevo pero beneficiándote, además, de mayor flexibilidad ( puedes disfrutarlo desde 6 a 12 meses, con posibilidad de cancelar el contrato sin coste desde los 6 meses) y de un precio más ajustado.

Por lo tanto, a diferencia de la compra de vehículos el renting de segunda mano de Swipcar es la mejor opción para ahorrar y no llevarte ningún susto. A diferencia de la compra:

  • Todos los coches que son puestos a disposición de un servicio de renting pasan previamente una revisión técnica exhaustiva.
  • Todos los vehículos tienen buena equipación, todos los que se ponen a disposición del renting siempre son los modelos más modernos de cada marca, por lo tanto, cuentan con los últimos avances tecnológicos.
  • Se hacen inspecciones periódicas para cerciorarse de el funcionamiento óptimo.
  • No tendrás que preocuparte por el distintivo ambiental de tu vehículo.

Ahora que sabes lo fácil que puede resultar empezar a conducir un semi-coche nuevo, el proceso para adquirirlo es muy simple, tan sólo hay que elegir el vehículo, el kilometraje que se estima realizar a lo largo del año y el tiempo por el que se desea utilizar el coche. Además te ofrecen la opción de probarlo por 15 días o 1.000km, y si te gusta, lo compras.

Por esto creemos que la nueva modalidad de renting que ofrece el mercado es la opción más segura y recomendable para tener un coche de segunda mano. ¿Qué te parece? Informarte de las opciones más adecuadas para ti y pásate a una movilidad flexible y personalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.