Visita un sex shop
Sexo

Visita un sex shop y da un giro de 180 grados a tu intimidad

Aunque a la mayoría de las personas les encanta el sexo de cualquier manera, la realidad es que en ocasiones puede volverse rutinario y aburrido, haciendo que se pierda un poco el interés en el mismo. Pero eso puede cambiar, al visitar un sex shop, para dar un giro de 180 grados a la intimidad.

Son muchas las razones, por las cuales, las personas hoy en día no pueden disfrutar su vida sexual con plenitud. La primera de ellas tal vez sea un exceso de ocupaciones diarias, que deja muy poco tiempo libre o las suficientes energías para poder gozar de un encuentro sexual sin apuros y presiones.

Asimismo, puede deberse a todos los prejuicios que durante tantos años ha envuelto la temática sexual, lo cual en cierta manera crea limitaciones en los individuos, aunque se trate de su intimidad.

No obstante, cuando se dejan a un lado estas dos razones, las puertas del verdadero placer quedan abiertas a su merced. En vista de ello, hablaremos sobre cómo visitar un sex shop puede ayudar a dar un giro de 180 grados a la intimidad de las personas.

La juguetería de los adultos

Se puede decir que una tienda erótica es como una juguetería para los adultos, ya que allí se pueden encontrar catálogos con una gran cantidad y diversidad de artículos destinados únicamente al placer de las personas. En estos productos no existen distinciones, debido a que hay modelos para todos, pues aunque la mayoría están destinados para las mujeres, para los caballeros también hay algunas sorpresas.

De este modo, en un sex shop se pueden encontrar los populares succionadores de clítoris, vibradores, bolas chinas, productos para agrandar el tamaño del pene hasta 24 cm; todos completamente originales, de las mejores marcas del mercado, por lo que vienen con un par de años de garantía.

Y aunque muchos crean que los ‘juguetes XXX’ son solamente para masturbarse en solitario, la verdad es que el secreto para obtener el máximo placer con estos, es incluyendo los mismos en la intimidad con la pareja, lo cual puede ayudar a cambiar las dinámicas y combatir la letal rutina.

¿Qué comprar en un sex shop la primera vez?

Si es la primera vez que visitas un sex shop, seguramente la extensa variedad de opciones puede llegar a ser abrumadora, por lo tanto, lo más recomendable para comenzar será la lenceria erótica, como por ejemplo tangas, mallas, medias, ligueros, sujetadores, bodys, corsés, entre otros, que se pueden usar previamente al sexo, y también como ropa interior diaria, para potenciar la sensualidad de la mujer.

No obstante, en la intimidad, la lencería es un increíble complemento, porque a través de la vista se puede activar la imaginación y la creatividad, satisfaciendo ciertos fetiches o fantasías. Asimismo, las diferentes texturas de las prendas eróticas, como cuero, encaje, seda, algodón, etc, son una excelente manera de despertar y provocar algunas áreas sensibles del cuerpo.

De este modo, una simple prenda puede tener la capacidad de modificar todo el ambiente y las expectativas de un encuentro con la pareja.

Prueba los juguetes

Para quienes se quieran atrever a más y así descubrir nuevos niveles de placer y orgasmos intensos, los juguetes eróticos son una excelente alternativa, ya que están diseñados exclusivamente para ello y se pueden usar en solitario o con la pareja.

Las opciones son bastante diversas, pues no solo se pueden encontrar distintos modelos con diferentes funciones, sino también una gran variedad de marcas muy prestigiosas en el mercado. En este sentido, se pueden probar los famosos vibradores o dildos, las balas vibradoras, el popular succionador de clítoris, los arneses, columpios sexuales, anillos para el pene, masturbadores masculinos, entre muchos más.

Finalmente, es bueno mencionar que los juguetes sexuales tienen muchos beneficios en la intimidad, pues ayudan a descubrir sensaciones nunca antes experimentadas, potencian la intensidad de los orgasmos, despiertan el morbo y la complicidad en la pareja, prolongan los encuentros íntimos y rompen muy bien con la monotonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.