Perspectiva inmobiliaria
Miscelánea

¿Comprar o alquilar un inmueble? La perspectiva inmobiliaria de 2020

Cada vez que surge el interés por tener un nuevo lugar en el que vivir, también se acaba repitiendo, de una forma u otra, la misma pregunta. ¿Que interesa más, comprar o alquilar? El sector inmobiliario siempre ofrece esas dos opciones y lo habitual es que la balanza tenga cierto equilibrio; no obstante, los últimos cambios en materia de vivienda y en la economía están comenzando a hacer que una opción destaque más que otra. Los tiempos cambian, y las necesidades también.

Curiosamente, aunque en los últimos meses del año la firma de hipotecas ha disminuido un 30%, el alquiler no es un campo que esté mostrando un gran optimismo. A nivel general, los precios de los alquileres han registrado un crecimiento no demasiado grande, que se suele mover en la horquilla del 5-10%; pero hay otros terrenos en los que la fluctuación ha sido mucho más grande. Destacando especialmente las grandes ciudades.

El alquiler cruza la línea roja en Barcelona y Madrid, y ya supone más del 30% del sueldo de los inquilinos. Las mudanzas en Barcelona, en el caso de viviendas en alquiler, han visto como, al contrario que en otras Comunidades Autónomas, el incremento del precio ha sido muy superior, llegando a pagar casi un 40% más que hace cinco años. Eso ha provocado una mayor reticencia a que las personas se decanten por el alquiler, de hecho, ha quedado demostrado que, si alquilas a buen precio, en dos días tendrás inquilinos.

Con ese panorama, el interés por la compra parece ser lo que mejor se posiciona en las tendencias de los nuevos propietarios o posibles inquilinos. Aquellos que saben cuáles son los errores comunes al comprar, y los evitan, son los que más papeletas tienen para acertar de cara a 2020. Y es que la venta de inmuebles apunta a crecer en los próximos meses.

Alquiler por encima del umbral del salario, la clave del cambio

Según los expertos, el precio más adecuado que se debe pagar por el alquiler de una vivienda no debe superar jamás el 30% de la renta mensual. No obstante, localidades como Madrid y Barcelona, sobre todo en sus zonas más céntricas, superan con creces ese porcentaje. Recientemente, un estudio confirmaba además que los jóvenes de entre 16 y 29 años cada vez pueden permitirse menos un alquiler, ya que a veces puede suponer más del 90% del sueldo que tienen.

Nueva ley hipotecaria

Esta realidad es una que se concentra en las grandes capitales, pero que cada vez se está extendiendo más por las diferentes partes del país y está provocando que, lo que antes era una tendencia al alza, ahora esté girando en dirección contraria. El alquiler estaba ganando más y más adeptos en España; pero ahora son cada vez menos los que deciden apostar por esta opción debido a los altos precios.

Nueva ley hipotecaria, incrementando la dificultad de compra

La nueva ley hipotecaria, aprobada durante 2019, se ha elaborado con el fin de garantizar una mayor transparencia y evitar los problemas de solvencia económica. A raíz de su puesta en marcha, los bancos han comenzado a realizar pruebas a sus clientes, haciendo tests de solvencia e informando de todos los posibles escenarios que pueden darse, como también de cómo pueden verse alteradas las amortizaciones con el paso del tiempo a consecuencia de estos.

Esto hace que el proceso de solicitud de hipoteca se complique más. Bancos y notarías deben coordinarse más que antaño para poder seguir adelante, y eso pone en el ojo del huracán de todo el procedimiento a los solicitantes, que ven cómo todo se alarga más y, al mismo tiempo, se exige más que anteriormente para poder firmar los papeles. Es algo que eleva la dificultad, pero que también da más tranquilidad ya que, quienes siguen adelante tienen la tranquilidad que da conocer todos sus derechos, como también sus obligaciones en este sentido.

La baja subida del precio de la vivienda sopla a favor de la compra y venta

A pesar de que las solicitudes de hipotecas se han complicado, la reducida subida del precio de la vivienda es otro de los elementos que más interés ha despertado de cara a compradores. A diferencia de lo que está sucediendo con los alquileres, con un crecimiento cada vez más pronunciada, el precio de los inmuebles ha registrado un incremento menor del 5%, cosa que los sigue manteniendo como algo accesible a gran parte de la población.

Así, la búsqueda de financiación se acentúa y las citas con notarías y bancos tienen previsto seguir aumentando en los próximos meses. Puede que el último período de este año haya ido bastante lento en el sector de la venta y compra de inmuebles, pero las previsiones de cara a 2020 dejan muy clara la postura de la mayoría de inquilinos. El alquiler crecerá, pero a un ritmo bastante menor que el visto hasta ahora.

¿Y la compra? Esta es la que más crecerá en 2020; de hecho, se estima que pronto comiencen a verse los resultados en el sector inmobiliario. Familias, individuos o parejas prefieren tener algo en propiedad antes que sentirse inquilinos en una vivienda que no es la suya. Y eso, sumada a la mayor transparencia financiera y a un crecimiento mucho más lento en precios, hace que se tenga el escenario perfecto para decantarse por la compra. El año que viene, la opción es comprar, no alquilar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.