Cada cuanto tiempo cambiar la pala de padel
Deporte

¿Cuándo debo cambiar de pala de pádel?

¿Cada cuánto tiempo debo renovar mi pala de pádel? Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta, ya que es muy común entre todos los jugadores de pádel. Es importante reconocer las señales que nos indican que es el momento de cambiar de pala por una nueva. Si estás pensando en sustituir tu pala, ya que te parece algo desgastada por otra como las palas Dunlop, te explicamos a continuación cómo reconocer los síntomas.

Primero, hay que tener en cuenta la frecuencia con la que utilizamos la pala. Si juegas entre uno y dos partidos semanales, es muy posible que tu pala aguante más de un año. Pero si eres un jugador más asiduo o de un nivel mayor, es muy probable que realices en torno a tres partidos o entrenamientos semanales. Por lo tanto, la vida útil de tu pala se verá reducida y puede que esté en mucho menos de un año. Como ejemplo, cabe destacar que los jugadores profesionales cambian su pala aproximadamente cada tres meses.

El continuo contacto con las paredes y el resto de elementos de la pista provocará el desgaste de la pala y sus mejores cualidades. Por lo tanto, cuanto mayor sea la frecuencia con la que juegas, menor será el tiempo que dure la pala, y entonces, tendremos que cambiarla antes. Es inevitable que tu juego se vea afectado por este continuo desgaste, por lo que deberías cambiar de pala cuando empiezas a notar su deterioro. Esto también te permitirá avanzar de nivel.

Pala Dunlop

Uno de los principales signos de que debemos renovar nuestra pala es el momento en el que encontramos grietas en el marco, ya que que podrían llegar al núcleo. También es otra señal los cambios en la coloración de las caras. No debemos pasar por alto el hecho de notar una pérdida en la potencia, es decir, cuando la goma no despide con la misma fuerza. Cuando la pala empieza a tener un exceso de vibraciones también es síntoma de que deberíamos cambiarla, ya que una pala deteriorada puede llevar a ocasionar molestias o dolores en el brazo y en el codo que luego derivan en lesiones.

Entre la composición de una pala existen materiales más duraderos y resistentes que otro tipo de componentes. Por lo que si eliges el primer tipo, a pesar de que puedan tener un coste más elevado que el resto, la duración de la pala también será mucho mayor. Uno de estos materiales es la fibra de carbono, mucho más duradera que la fibra de vidrio.

La goma del núcleo interno también es un elemento al que debemos prestarle atención. El endurecimiento de esta goma es otro de los signos de que nuestra pala se está desgastando demasiado. Debido a esto perderemos sensaciones en la pista. Además, también suele provocar un mayor nivel de vibraciones, ya que la goma deja de absorberlas debido a su endurecimiento.

Si queremos que la pala nos dure mucho más tiempo tenemos que llevar a cabo ciertos cuidados para evitar un desgaste mucho más rápido. Uno de los puntos fundamentales es proteger la pala y cubrirla con protectores para evitar golpes. También hay que tener en cuenta secarla correctamente en caso de haber jugado en un ambiente húmedo o con lluvia. Por el lado contrario, tampoco se debe dejar expuesta al sol o a las altas temperaturas. Es importante tener un paletero para poder mantenerla más tiempo en las mejores condiciones y evitar los cambios bruscos de temperatura.

Si tu pala tiene alguno de los indicadores anteriores y te estás decantando por cambiarla, puedes hacerlo en comercios online como Padel Nuestro. Suelen tener ofertas muy interesantes, por lo que además lo podrás hacer de forma más económica. Podrás conocer todos los detalles de cualquier modelo que estés buscando ya que tienen un amplio catálogo.

La pala es la principal herramienta dentro de la equipación de un jugador en la pista de pádel, por lo que a la hora de cambiarla hay que tenemos en cuenta el aumento en el nivel de juego. Las primeras palas de un jugador, en el momento en el que empieza a entrenar y jugar al pádel, suelen ser de fibra de vidrio. Son más baratas y menos resistentes que las de carbono, por ello suelen tener una menor durabilidad. Conforme un jugador va aumentando de nivel es normal que se busquen materiales más resistentes y duraderos, por ello también es recomendable cambiar de pala cada año aproximadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.