Joyero
Miscelánea

Joyeros, orfebres y relojeros: ¿cómo se adaptan a los nuevos tiempos?

Muchos oficios han desaparecido con el paso de los años, sin embargo, algunos no solo se mantienen, sino que se han consolidado, como es el caso de los orfebres, joyeros y relojeros. Y es que pese a las nuevas tecnologías, se requiere del talento humano para hacer las más hermosas y funcionales creaciones.

Estas profesiones tradicionales tienen por delante muchos retos, pero sin duda alguna, han sabido reinventarse en un mundo comercial cada vez más competitivo. Para ello combinan técnicas clásicas y al mismo tiempo utilizan los últimos avances en tecnología para hacer creaciones más espectaculares y en una fracción de tiempo de lo que llevaría años atrás. Además, gracias a empresas como Fornituras Delarosa, ahora tienen acceso a la mejor selección de instrumentos, consumibles y maquinaria, desde los más sencillos hasta los más avanzados.

¿Cómo se adaptan las profesiones tradicionales a los nuevos tiempos?

Como comentamos anteriormente, muchas profesiones tradicionales han desaparecido, pero así mismo, muchas otras se mantienen y consolidan. Este es el caso de los joyeros, relojeros y orfebres, quienes se han reinventado y cuya industria está en continuo avance, utilizando a su favor nuevas tecnologías en lo que se refiere a maquinaria e instrumentos en general.

Por ejemplo, en el caso de los joyeros, además de saber utilizar la maquinaria de forma adecuada, también reciben formación específica para desarrollar todo su potencial. Si bien no es obligatorio para un joyero recibir formación, es recomendable hacerlo, especialmente si se desea aprovechar al máximo todo el talento. Pese a ello, cada día surgen nuevos cursos y formaciones que son clave en este sentido y, en muchas ocasiones, necesarios para saber manipular las herramientas y máquinas.

A nivel mundial, hay un listado de universidades, colegios y escuelas que imparten cursos enfocados en este oficio, por supuesto, en el caso de los joyeros con tradición familiar, el proceso de aprendizaje es mucho más sencillo, puesto que se transmiten los conocimientos de generación en generación; sin embargo, siempre es recomendable, al igual que con cualquier otra profesión u oficio, mantenerse actualizado. La clave del éxito de los más grandes joyeros radica en la combinación de conocimientos tradicionales y las técnicas más modernas de trabajo.

Por otro lado, el uso de maquinaria e instrumentos de calidad también es determinante para alcanzar el éxito, desde productos para la limpieza de joyería hasta maquinaria de grabado, micromotores, cepillos y mobiliario del taller, todo influye para que un joyero pueda desarrollar creaciones hermosas que puedan impactar en la vida de las demás personas.

Lo mismo ocurre con los relojeros y los orfebres, de hecho, el oficio de orfebres, contrariamente a lo que podría pensarse, está en continuo crecimiento, y es que cada día más personas valoran y optan por las creaciones hechas a mano en lugar de lo industrializado.

Los relojes, de todo tipo, tampoco pasan de moda, solo que a los clásicos y elegantes se les suman las nuevas tecnologías. Lo positivo es que hay opciones para todos los gustos, ocasiones y presupuestos. En este sentido, las nuevas tecnologías han sido clave para el desarrollo de esta profesión en la actualidad y han aliviado las presiones que un relojero suele tener. En este caso, es un oficio que requiere tener conocimientos técnicos, mecánicos y gran habilidad.

En resumen, las profesiones tradicionales se han adaptado a los nuevos tiempos, gracias a los siguientes aspectos:

  • Maquinaria, productos e instrumentos más precisos, efectivos y fáciles de utilizar.
  • Formación específica de los oficios a través de cursos.
  • Transmisión de conocimientos de generación en generación.
  • Son productos que no pasan de moda, las joyas y relojes siguen siendo necesarios, más allá de su sentido práctico, para adornar nuestras casas y cuerpos.
  • Nuevas formas de venta.

Relojes y joyas a un clic de distancia

Otro aspecto que ha influido para que este tipo de oficios tradicionales continúen posicionándose como altamente demandados, son las nuevas tecnologías en general. Y es que además de contar con proveedores como Fornituras Delarosa, que proporcionan la maquinaria, herramientas e instrumentos para todos estos tipos de trabajo, también se han sumado las nuevas tendencias de ventas.

Las páginas web, redes sociales, influencers y, en general, las ventas online, también han impulsado este negocio, que hoy en día está al alcance de muchas más personas. Por supuesto, hay opciones para todos los presupuestos, pero en general, la joyería, orfebrería y relojería dejó de ser exclusiva para ciertos sectores de la sociedad.

La sencillez de compra se ha trasladado hasta este punto. La facilidad de comunicación y la posibilidad de conseguir diseños completamente personalizados también ha influido para que se mantenga como una opción. Y es que pese a los cambios que como seres humanos vamos experimentando, tanto las joyas como los relojes no pasan de moda, con la sumatoria de que los segundos continúan siendo una necesidad.

Cualidades de un buen relojero, joyero y orfebre

El oficio tradicional de joyero, relojero y orfebre se mantiene gracias a esa fantástica tradición y a las nuevas tecnologías, pero ¿sabes cuáles son las cualidades que debe tener un profesional de cualquiera de estas áreas?

A continuación revelamos las más destacadas:

  • Conocimientos técnicos.
  • Debe ser detallista y creativo.
  • Prestar atención a los más mínimos detalles.
  • Saber comunicar.
  • Tener aptitud para la mecánica.
  • Concentración para trabajar con piezas pequeñas.
  • Formación de antiguas y nuevas técnicas.
  • Conocimiento de uso de nuevos productos, herramientas y maquinaria.
  • Capacidad para medir y hacer los cálculos correctamente.
  • Habilidad para trabajar con objetos pequeños.
  • Adaptación a las nuevas tecnologías.
  • Saber comunicar y saber escuchar lo que desean los clientes.

No todos los oficios tradicionales están destinados a desaparecer, por el contrario, dentro del mundo moderno han encontrado nuevas formas de reinventarse y de ser mucho más productivos y competitivos. La capacidad de adaptación y el uso de nuevas tecnologías es determinante en este sentido, de ahí la importancia de contar con proveedores que proporcionen todo lo que necesitan y mucho más, para mantener e impulsar cualquier tipo de negocio al próximo nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.