Alternador
Motor

¿Cuándo debo cambiar el alternador del coche?

El alternador de coche es una pieza fundamental para el funcionamiento de los motores de combustión. Su objetivo es producir la suficiente cantidad de corriente eléctrica para que el motor pueda comenzar a funcionar y también para realizar la recarga de la batería, lo cual consigue transformando la energía mecánica en electricidad.

De su correcto funcionamiento dependen otros accesorios como el cuadro de instrumentos o los faros, entre otros. En los coches modernos, el consumo eléctrico se ha incrementado debido a la cantidad de gadgets y accesorios que se suelen incorporar al vehículo, siendo necesario tomar conciencia sobre el tiempo de uso ideal del alternador y cuándo sustituirlo.

¿Cuánto tiempo dura el alternador de un coche?

Por regla general, la vida útil de un alternador varía entre 150.000 y 250.000 km. Toma en consideración que el alternador es un mecanismo que se compone de diferentes partes móviles, las cuales se encuentran sujetas a desgaste, por lo que podrían generarse averías durante su uso que obliguen a su reemplazo antes de cumplir con el tiempo de vida útil promedio.

En caso de necesitar realizar el cambio de alternador o cualquier otra pieza de repuesto para tu coche, tienes la opción de hacer la compra en páginas especializadas, como DAPARTO, y comparar precios entre diferentes distribuidores. En esta página es posible comparar recambios de coches provenientes de diferentes tiendas, incluyendo comercios internacionales.

¿Cómo saber si ha llegado el momento de sustituir el alternador de un coche?

Hay señales claras que indicarían la necesidad de sustituir el alternador de un coche. En ocasiones, es posible realizar pequeñas reparaciones antes de que el componente deje de funcionar completamente, aunque existen funcionamientos anómalos en el alternador que son señal inequívoca de que necesita una sustitución.

Algunos motivos o síntomas de una posible avería y que obligan a la sustitución del alternador serían los siguientes:

  • Fallos en los accesorios eléctricos. Debido a no tener suficiente energía para funcionar correctamente, los accesorios eléctricos del coche tienden a presentar fallos de rendimiento y en la regulación de las luces.
  • Luz. En el cuadro de instrumentos existe una luz específica que sirve para alertar sobre errores en el sistema eléctrico o batería insuficiente.
  • Ruidos. Una forma frecuente de reconocer fallos en el alternador es a través de la presencia de ruidos que normalmente no estarían si el coche estuviese en condiciones idóneas de funcionamiento. Por ejemplo, el desgaste de la correa suele generar esta clase de ruidos.

Siendo una pieza tan importante, suele tener un precio elevado su sustitución. Dependiendo de la marca y del modelo del coche, el alternador puede variar entre los 300 y los 500 euros. Realizar un correcto mantenimiento y revisiones periódicas al vehículo será la forma más sencilla de garantizar que complete su ciclo de vida útil y evitar su reposición antes de tiempo.

Por lo general, durante las revisiones se controla el ajuste de la tensión de la correa que hacen funcionar al alternador, pues el acople correcto asegura el buen funcionamiento de todo el sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.