Cosmética ecológica
Belleza

Cosmética ecológica, la forma más sana y natural de cuidar la piel

Cada vez más las tendencias en el cuidado de la piel se acercan al uso de productos naturales, lo menos procesados posible y que siguen en su elaboración los procedimientos de la agricultura ecológica certificada. 

Utilizar cremas ecológicas, así como lociones, jabones, sérums, aceites esenciales, etc. de origen natural y con certificación rigurosa es una práctica cada vez más habitual entre los consumidores, puesto que son productos que respetan la piel y, además, utilizan muchos menos componentes tanto de origen animal como de origen químico. 

Pero, antes de nada, lo primero que hay que saber, para así poder distinguirlo, es qué es un producto de cosmetica ecologica. Es imprescindible que esté certificado por un organismo independiente que garantice que se respetan los principios y requisitos ecológicos. Es muy importante que el consumidor conozca y sepa diferenciar estos sellos en los embalajes de los productos, para así saber con acierto que es ecológico. 

Un cambio en la filosofía del cuidado de la piel

El paso a la cosmética ecológica certificada es prácticamente un cambio en la filosofía de vida del consumidor. No es solo una cuestión de realzar la belleza natural de cada persona, es también adquirir y usar productos fabricados de forma sostenible y comprometidos con el cuidado del medio ambiente y la naturaleza. 

Asimismo, es utilizar productos con métodos de producción muy artesanales, elaborados con calma, de forma manual y con la certificación y controles de Bioinspecta, lo que asegura una garantía a los clientes sobre la integridad y la autenticidad de los productos que está adquiriendo. 

Otro aspecto a tener en cuenta y que cada vez más personas apoyan es que es un tipo de productos que tienen muy presente la no utilización de animales para las pruebas de testeo, de manera que ningún animal ha sido sometido a experimentación con el producto mientras este se ha estado formulando. Es lo que se llama “Cruelty Free”.

Igualmente, hay que tener presente que son cosméticos que se elaboran con ingredientes procedentes de agricultura ecológica, por lo tanto, los métodos de producción agrícola respetan el equilibrio de los ecosistemas naturales. Además, suelen presentarse en embalajes y envases reciclados, y que a su vez pueden volver a ser reciclados tras su uso. 

Ventajas de utilizar productos ecológicos 

Sobre los beneficios de la cosmética ecológica en la piel, son bastante evidentes cuando pasan unas semanas utilizándose, si no antes incluso. Es evidente que utilizar productos de cosmética ecológica certificada aporta una serie de ventajas a la piel que pasan, lo primero de todo, por una mejor tolerancia de la misma a los ingredientes de origen natural. La cosmética ecológica certificada tiene un efecto en la piel menos agresivo, más suave por así decirlo.

Solo hay que leer los ingredientes de una crema o producto cosmético convencional y la composición de una crema, loción o jabón ecológico. Si bien en las primeras el listado no tiene fin y está plagado de químicos, aditivos artificiales y sustancias derivadas del petróleo, en las segundas, apenas son unas líneas y todos son componentes naturales y sustancias procedentes de la naturaleza y con gran cantidad de principios activos.

Además, los aromas que desprenden estos productos son naturales, ya que no contienen perfumes artificiales, ni conservantes ni olores sintéticos. Y tampoco tienen efectos secundarios ni producen alergias a sus componentes, por lo que la mayoría de las personas los pueden utilizar, incluidas personas con pieles muy delicadas, con tendencia atópica o hasta los bebés. 

Dónde adquirirlos con seguridad y confianza

Debido al auge del uso de cosméticos de estas características, es importante adquirirlos en centros especializados que se dedican a la investigación y elaboración de este tipo de productos y producen sus cosméticos de forma artesana y manual utilizando para ello materias primas de sus propias plantaciones ecológicas certificadas. Sus productos deben ser veganos en su gran mayoría, a excepción de algunos que deban contener en su formulación cera de abejas o miel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.