Invierno
Hogar

Protege tu casa del frío invierno

Una vez más y casi sin darnos cuenta finalizó el  verano y nos vamos adentrando en el invierno, poco a poco, a través del cada vez más corto túnel del otoño.

Para los más frioleros esta es una época sin duda triste y gris, pero ¡anímate!, no tiene por qué ser así. Sigue con nosotros y te explicaremos cómo puedes dar calor y color al duro invierno.

En la vida todo es cuestión de la actitud que se adopte, pero bien es verdad, que a veces la realidad es la que es. Sin embargo, y aunque la realidad del invierno se basa fudamentalmente en el crudo frío, también es cierto que existen muchas formas de combatirlo e incluso disfrutarlo. ¡No hay nada más placentero que escuchar el tintinear de las gotas de lluvia en tu ventana mientras permaneces calentito en la cama! a buen recaudo del aullido del viento y demás inclemencias meteorológicas.

Para conseguirlo es vital acondicionar tu casa con unos toques antes de la llegada de esta implacable estación.

Acondiciona tu casa para hacer frente al invierno

Para que no te pille con el bañador puesto, toma nota de unos cuantos preparativos que dejarán tu casa lista para afrontar el más riguroso de los inviernos.

  • Échale un vistazo a tu ropa de cama. Saca tus sábanas de franela  y tu superedredón, ese que dejaste en el baúl de los recuerdos cuando el verano llegó con promesas de playa.
  • Supervisa las ventanas. Es una parte de la casa por la que se puede escapar calor fácilmente. Controla sus complementos (persianas y cortinas) para estar seguro de que realizan correctamente su función y deja que el sol invada tu hogar, será un gran apoyo para tu sistema de calefacción.
  • Apuesta por un sofá calentito. Dale calidez con mantas y cojines para hacer de él tu fortín a la hora de ver la tele o leer tu libro favorito.
  • Pero sobretodo, revisa los radiadores, son el punto fuerte de todo hogar.  Puedes ponerles paneles reflectantes detrás para rebotar la energía dentro de la casa  o reforzarlos con un termostato que mantenga una temperatura constante.

Igualmente, quizás podrías aprovechar para actualizarlos o sustituirlos por otros más eficientes energéticamente. A continuación te facilitamos una lista de algunos que estamos seguros que podrán servirte.

Tipos de radiadores

1. Radiadores para calefacción eléctricos, de aluminio…

  • Permiten controlar la temperatura de forma individual.
  • Su temperatura es homogénea.
  • Admiten programación.
  • Son cien por cien seguros.

 2. Radiador mural a gas. Al radiador mural a gas son cuatro las ventajas que lo definen:

  • Se puede aumentar en cualquier momento el número de radiadores en la casa.
  • Son de bajo consumo.
  • Llevan integrado el control termostático.
  • Su instalación no puede ser más fácil. 

Llegados hasta aquí y después de lo escrito, si quieres más información para abrigarte en este futuro invierno, no dudes en contactar con ClimaMania, distribuidores de las mejores marcas de radiadores para calefacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.