Coche eléctrico
Motor

Los verdaderos coches Eco & lógicos, los eléctricos

El auge de los coches eléctricos comienza ahora. Hace algunos años los coches eléctricos eran solo un proyecto, un plan ecológico que sonaba más a utopía que a una posibilidad real. Sin embargo, en la actualidad ya se han convertido en una realidad y países como España se han mantenido a la vanguardia, incentivando el crecimiento del mercado.

Los usuarios cada vez tienen mayor confianza sobre esta clase de movilidad. En principio, los coches eléctricos suponen una herramienta potente en la lucha contra el cambio climático al producir cero emisiones nocivas a la atmósfera, lo cual tiene la capacidad de mejorar la calidad de vida de las personas en general.

Pero, además de ser ecológicos, también ofrecen otra serie de virtudes que es bueno mencionar. Te contamos un poco más sobre este tema en las siguientes líneas.

Posibilidad de carga en cualquier lugar

Es posible que lo primero que se te pase por tu mente, al considerar comprar esta clase de coches, sea cuáles son los lugares dónde cargar tu vehículo eléctrico. Se trata de una preocupación bastante lógica, pero que tiene cada vez está más resuelta ya que existe una amplia cantidad de opciones de recarga disponibles, tanto en casa, como en las principales vías del país e, incluso, en centros comerciales. Además, cada vez son más los estacionamientos y lugares de trabajo que cuentan con un punto de carga.

Gasto inferior respecto a los combustibles fósiles

Aunque muchos no han realizado este análisis, la realidad es que la electricidad es mucho más económica que los combustibles fósiles y producirla tiene un coste medioambiental bastante inferior respecto a la extracción de petróleo. Si además quieres ahorrar en el gasto mensual, carga tu coche eléctrico por la noche, cuando las tarifas son más económicas.

Coche ecológico

Cero emisiones liberadas al medio ambiente

Uno de los factores más ventajosos del uso de esta clase de movilidad es su cualidad ecológica. Estos coches no emiten gases de efecto invernadero, por lo cual se convierten en una de las herramientas más poderosas para combatir el cambio climático. Al no haber emisiones durante su funcionamiento, no contamina, por lo cual se trata de un verdadero coche ecológico.

Pocas averías mecánicas

Los coches eléctricos no utilizan motores de combustión interna ni requieren de los mismos sistemas que un coche tradicional, razón por la cual las averías mecánicas son menos comunes y, cuando se producen, su reparación es mucho más económica, ya que dentro de los coches eléctricos existen pocos componentes en movimiento, los cuales tienen reemplazo rápido.

Mantenimiento bajo

Asociado a lo anterior, los mejores coches eléctricos tienen un diseño que permite un bajo mantenimiento, a diferencia de lo que ocurre con los vehículos impulsados por motores que consumen combustibles fósiles, los cuales son objeto de desgaste muy rápido según las condiciones de uso.

Ventajas fiscales

Los impuestos de matriculación e incluso los impuestos de circulación que se pagan anualmente son mucho más bajos para los coches eléctricos y lo serán durante los siguientes años como forma de incentivo para que más usuarios realicen el cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.