dieta y colageno
Salud

Dieta y Colágeno: ¿La Salvación de Articulaciones?

Una tercera parte de todas las proteínas que contiene el organismo se componen de colágeno; molécula presente en tejidos, piel y cartílagos. Es perfectamente normal que el nivel de colágeno se reduzca en la medida que envejecemos, pero no es una orden a la que hay que sumirse. Por ello, es posible potencial la producción de colágeno, aún en contra del tiempo y de cualquier dolencia física.

Usualmente el colágeno se conoce desde los comerciales de belleza, prometiendo eterna juventud y elasticidad en la piel. Si bien, sí, es posible mejorar la vitalidad cutánea con esta proteína, su mayor importancia reside en el mantenimiento de articulaciones y en la prevención de enfermedades como la artritis. Gran parte de la comunidad médica, especialmente la de traumatólogos y reumatólogos, recomiendan su consumo constante.

¿Qué dicen los expertos?

Recientemente, el Instituto Poal de Reumatología de Barcelona extendió el conocimiento disponible sobre la capacidad regenerativa del colágeno; explican su necesaria ingestión para motivar la síntesis de colágeno de tipo II, ácido hialurónico y proteoglicanos, de este modo aumentar en gran medida la densidad ósea del organismo. Por ende, su consumo regular resulta indispensable desde el conocimiento médico.

Salvacion de Articulaciones

La organización sostiene que no solo se trata de expandir la densidad ósea que se pierde con los años, sino de potenciar la capacidad elástica y flexible de las articulaciones en la juventud para evitar dicha pérdida en el futuro. Conservar los cartílagos del organismo mediante el consumo de colágeno constituye en el largo plazo una mayor fuerza corporal y la capacidad de ejercitarse más efectivamente.

¿Cómo puede consumirse?

El mismo instituto plantea un consumo responsable de 10 gramos de colágeno por día, sin importar si proviene de fuentes naturales o de suplementos compuestos. Entre alimentos que lo contienen se cuenta con: patas de ganado, patas de cerdo, cabezas de pescado, gelatinas naturales y caldos de cualquier tipo de huesos que extraigan el colágeno interno. A nivel de suplementos, es altamente recomendado el UC II® 10 mg.

Existen múltiples posibilidades de consumir el colágeno necesario, desde alimentos para complementar comidas hasta suplementos en tabletas si no se cuenta con el tiempo de cocinar algo elaborado. La finalidad es tener conciencia de la importancia de su consumo y mantener constantes chequeos médicos sobre la salud ósea, muscular y de las principales articulaciones del cuerpo. Articulaciones sanas dan pie a una salud ósea en óptimas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.