Fibromialgia
Salud

¿Qué es la fibromialgia? Síntomas y tratamiento

La fibromialgia es un misterioso padecimiento que afecta principalmente el sistema nervioso, generando un intenso dolor en puntos específicos del cuerpo, tales como el cuello, la espalda, los hombres, la cadera y las coyunturas.

Hasta la fecha no se tiene un consenso científico acerca de su origen, ni tampoco una cura definitiva para este  mal, no obstante que la medicina al menos ha obtenido avances importantes que permiten tratar y controlar sus efectos, los cuales pueden provocar serias secuelas en la vida cotidiana de quien lo padece.

Comprendiendo la fibromialgia

Se trata de un padecimiento que comenzó a ser definido de manera oficial en tiempos recientes por la OMS (1992); su principal característica es un desequilibrio en el sistema nervioso central, el cual produce una enorme sensibilidad que impide diluir adecuadamente las sensaciones de dolor, generando una percepción de molestia continua e inexplicable, la cual además de estar acompañada de diversos síntomas, puede ser también consecuencias de diversos trastornos reumáticos.

Síntomas de la fibromialgia

A pesar de que se presenta de forma más frecuente en mujeres de mediana edad, la fibromialgia llega a registrarse también en algunos casos de niños y ancianos, siendo estos una proporción mucho menor.

Dolor nervioso

El principal síntoma de la fibromialgia son los dolores constantes en algunos de los 18 puntos concretos que se han identificado para este padecimiento. Cabe señalar que estos dolores no están acompañados de inflamación o alguna otra afectación evidente a simple vista.

Cansancio

El segundo síntoma más recurrente, y el cual se presenta en la gran mayoría de diagnósticos, es la sensación de fatiga; las personas que lo padecen llegan a sentir un gran agotamiento, aún realizando actividades físicas mínimas.

Fibromialgia sintomas

Dolores de cabeza

Otro síntoma que llega a acompañar la fibromialgia son los dolores de cabeza, en algunos casos pueden llegar a ser tan persistentes que provoquen migrañas.

Dificultad para controlar

De igual forma diversos problemas de control como la incontinencia urinaria, suelen acompañar este tipo de padecimientos. Asimismo los movimientos paroxísticos pueden ser otro síntoma en estos casos, es decir aquellos episodios donde partes de nuestro cuerpo se mueven o estremecen sin control, siendo más frecuentemente que suceda en las piernas.

Trastornos de sueño

Otro síntoma frecuente que acompaña la fibromialgia son los diversos trastornos de sueño, desde el hecho de despertar continuamente por pesadillas, hasta la sensación de no descansar ni pasando largas horas de sueño.

Efectos en la cabeza

Una gran variedad de síntomas en la parte superior del cuerpo pueden acompañar también a la fibromialgia; por ejemplo una intensa resequedad tanto en ojos como en labios y boca. Asimismo el zumbido constante en los oídos, así como la sensación de campanilleo constante pueden ser otros indicios de este misterioso mal.

Las alucinaciones o distorsiones del campo visual también pueden llegar a estar presentes, además una dificultad inusual para concentrarse o para coordinar algunas funciones motrices que anteriormente no representaban mayor problema.

Sintomas de la fibromialgia

Pon atención a los síntomas

Es importante poner especial atención en los síntomas que acompañan la fibromialgia, pues en muchas ocasiones es en realidad una consecuencia de otro padecimiento principal, como puede ser la artritis, el lupus o la espondilitis anquilosante por mencionar algunos; por este motivo se vuelve importante el diagnóstico oportuno.

El diagnóstico de la fibromialgia

Para confirmar cínicamente la presencia de fibromialgia, se tiene al menos un consenso relativamente estandarizado; y aunque, cómo mencionamos, son muchos los síntomas que pueden aparecer, para su diagnóstico sólo se consideran dos factores:

Dolor generalizado

Para que se confirme el diagnóstico de fibromialgia, se debe presentar dolor constante por espacio de al menos tres meses.

Diagnostico de la fibromialgia

Dolor en puntos clave

De igual forma, si se cumple con el anterior criterio, y además se presenta dolor al presionar en al menos 11 de los 18 puntos dolorosos identificados para este mal, entonces sólo así, se estará emitiendo un diagnóstico de fibromialgia; desde luego a reserva de que se llegue a detectar la posible presencia de otra enfermedad principal.

Tratamientos para la fibromialgia

Aunque no se tiene una cura definitiva, sí se presentan alternativas de tratamiento, algunas de las cuales han comenzado a ganar gran renombre por su eficiencia.

Tratamiento farmacológico

Cabe señalar que muchos de los tratamientos para la fibromialgia se abordan desde una perspectiva multidisciplinaria que diluya sus múltiples efectos. En este sentido, uno de los tratamientos principales es a base de productos farmacológicos, tales como inhibidores de serotonina, antiepilépticos, antiinflamatorios, antidepresivos, hormonas e incluso algunos productos con fines hipnóticos.

Tratamientos para la fibromialgia

Tratamiento no farmacológicos

Como parte de las terapias que no incluyen medicamentos, destaca la educación y clarificación de la información para el paciente; comprender su padecimiento es importante para saber qué factores pueden agudizar o aminorar los efectos; asimismo el contacto con otros pacientes, se ha demostrado de gran utilidad como aporte psicológico para afrontar de mejor forma este mal.

Las terapias a través de ejercicio también han cobrado gran importancia, pues aunque el esfuerzo excesivo puede agudizar las dolencias, algunas actividades corporales, e incluso también algunas estrategias de estiramiento y relajación, llegan a ser de utilidad para minimizar los padecimientos.

En este sentido una de las terapias que han cobrado mayor auge, son aquellas enfocadas en la nutrición, pues a través de suplementos, así como dietas especiales, se han logrado reducir las dolencias que provoca la fibromialgia.

De igual forma, técnicas avanzadas como la estimulación magnética transcraneana, ha comenzado a generar notables resultados, mismos que se mantienen bajo investigación, pues se está convirtiendo en uno de los tratamientos que abre importantes esperanzas para el combate de esta enigmática enfermedad crónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *