Opciones de ahorro para la educación de tus hijos
Miscelánea

Opciones de ahorro para la educación de tus hijos

Prepararte con antelación para la educación de tus hijos puede otorgarles más y mejores oportunidades cuando llegue el momento de que empiecen su futuro profesional.

De esta forma, podrás garantizar que tus pequeños logren sus sueños sin adquirir grandes deudas que afecten tu estabilidad financiera. Para ayudarte en esa importante labor, te presentamos algunas opciones de ahorro para darle a tu familia un patrimonio financiero.

Fondo de inversión

Una excelente alternativa es ahorrar dinero a través de un fondo de inversión. Lo depositado se usa en diversos instrumentos financieros que generan rendimientos variables, los cuales pueden incrementar con el paso del tiempo. Existen opciones muy seguras y que ofrecen resultados favorables a largo plazo.

Cuenta de ahorro

Suele ser una de las opciones más populares, gracias a la seguridad y los beneficios que otorga. En este caso, puedes abrir una cuenta de ahorro a tu nombre, o bien, al de tu hijo, pues existen herramientas pensadas específicamente para garantizar el porvenir de los niños.

Seguro educativo

No necesitas acumular grandes cantidades de dinero para asegurar el futuro de tus seres queridos. Existen seguros que te ayudarán a alcanzar el monto necesario para que tus hijos puedan asistir a la universidad sin preocupaciones y así acceder a mejores oportunidades para su desarrollo personal y profesional.

Estos suelen ofrecerse en plazos desde los 15 hasta los 22 años, aunque pueden variar. Puedes contratar el servicio en cualquier momento, incluso desde la infancia del menor, y así, cuando el momento llegue, tendrá su educación cubierta.

¿Cómo funciona un seguro educativo? 

El proceso puede variar entre cada institución, pero, por lo general, se debe aportar cierta cantidad mes con mes hasta que el plazo elegido venza. Una de las alternativas que destaca es la de BBVA que, a través de Seguro Estudia, te apoya para llegar a la suma necesaria para que tu hijo o hija pueda seguir preparándose.

Uno de sus principales atractivos es que puede personalizarse de acuerdo a tus posibilidades. Además, resguarda la integridad del beneficiario, ya que podrá acceder a la meta de ahorro si en algún momento tú llegas a faltar, o incluso si tu salud te orilla a dejar de trabajar.

Como ya leíste, existen diversas formas de proteger el bienestar financiero de tus seres amados. Sólo deberás elegir la que más te convenga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.