Estilo boho chic
Miscelánea

El vestido boho chic: prendas con espíritu que se resisten a ser olvidadas

El término “moda” define los gustos propios de un grupo en un momento histórico determinado. Sin embargo, el estilo boho chic parece que nunca se hubiera ido, desde aquellos primeros años en los que apareciera, y cuyo primer exponente fue Sherlock Holmes, un personaje ficticio, pero con una personalidad absolutamente atrapante. Entender la evolución y la permanencia del estilo boho chic, permite comprender el espíritu libre de los que desean manifestar con su forma de vestir el amor sin límites y sin fronteras.

Qué expresa el estilo boho chic

El estilo boho chic fue adoptado durante los primeros sesenta años del siglo pasado, para expresar distintos sentimientos, todos ellos relacionados con la libertad y la necesidad de vivir en un mundo sin fronteras.

El vocablo “bo”, sintetiza el espíritu bohemio, relacionado con la libertad interior del individuo y su necesidad de representarla exteriormente.

“Ho” deriva de “homeless” y lleva a pensar inmediatamente en el movimiento hippie de los años sesenta, esa generación donde con flores y los dedos formando el símbolo de la paz, anhelaban un mundo sin fronteras, sin necesidad de acumular posesiones y que John Lennon describe tan bien en su canción “Imagine”.

Boho Chic

Por último, lo “chic”, el detalle elegante y natural, que no tiene por qué ser visto como algo contracturado y formal.

El boho chic representa entonces el espíritu libre y descontracturado, que no por ello, no desea ser elegante.

El estilo boho chic se caracteriza por faldas y vestidos largos que pueden fluir, como si flotaran en diferentes niveles, blusas campesinas, toques étnicos como túnicas y amuletos de madera, bordados o adornos con cuentas, bolsos con flecos y sandalias planas con joyas o adornos.

Este estilo alcanzó su máximo esplendor durante el año 2005, donde estrellas como Kate Moss, Sienna Miller y Jade Jagger.

Del vestido victoriano a la libertad de movimientos: historia del boho chic

La gran gama de vestidos boho chic están en perfecta línea con los conceptos que defiende la Rational Dress Society, que dicta que toda forma de vestir debe procurar no deformar la figura, impedir los movimientos del cuerpo o dañar la salud de cualquier manera, criterios que defendieron las mujeres del movimiento prerrafaelista, que abandonaron las crinolinas y los corsés.

Los bohemios como contracultura, aparecieron en Francia después de la Revolución Francesa, y el artista, lejos de los mecenas surgieron como pequeños héroes que no sólo profesaban con palabras o mediante su arte, en lo que creían, además vivían y se vestían de acuerdo a lo que pensaban, ya que el propio artista era una obra de arte.

Más tarde, el movimiento estético del siglo XIX, privilegió la ropa suelta y suave, con telas teñidas con colores orgánicos decoradas con bordados a mano.

Cómo incorporar un estilo boho chic

Si se tuviera que buscar una frase que defina a las mujeres que adoptan un estilo boho chic en su vestimenta, se podría decir que son mujeres que buscan transmitir alegría y apertura al mundo.

Estos son los elementos principales que definen el estilo bohemio chic:

  • Uso de texturas naturales como lino, terciopelo, gasa, seda, gamuza y cuero.
  • Texturas multicapas.
  • Confort en todas las prendas, especialmente en los zapatos, que tradicionalmente se diseñan sobre plataformas.
  • Gran cantidad de accesorios, incluyendo pulseras, gafas de sol, collares, cinturones, pendientes y diademas.
  • Ausencia de tonos de vibrantes tipo neón.
  • Estampados florales, de inspiración étnica, toques eclécticos y acentos de estilo avant- garde.
  • Diseños de cintura alta, acabados acampanados, flecos, grandes accesorios, encajes, faldas maxi y piezas de diferentes texturas.

Vestidos bohemios: tanto largos como cortos

Los vestidos maxi brindan un millón de opciones para adaptarlos a cualquier momento del día, ya que sus estampados florales, geométricos y eclécticos, permiten adaptarlos a cualquier ocasión.

Siempre es importante, combinarlos con accesorios como bandanas, chalecos de denim estampado o una chaqueta de piel.

Desde que Sienna Miller apareciera en el festival Glastonbury 2004 con un vestido negro y un cinturón con tachas, sentó precedente para poder entender que lo que importa no es el largo, sino lo que se quiera transmitir, libertad en todo momento.

Lo más importante es no copiar los estilos y diseños de los demás, sino crear un look único y personal, combinando diferentes accesorios para crear una encantadora armonía entre ellos.

Básicamente, el estilo bohemio llegó a asociarse con jóvenes que esperaban distanciarse de la cultura materialista de las generaciones pasadas. El estilo bohemio dio origen a estilos de contracultura más modernos. Los Beatniks, con sus cuellos de tortuga negra y sus camisas a rayas, adquirieron un tono de vestir más austero. El estilo hippie introdujo una nota distinta al mezclar estilos indios y vaqueros, así como faldas cortas y femeninas.

Vestido boho chic

Pero a medida que los medios de comunicación abrazaron la bohemia, es importante pensar en la verdadera esencia del término. Porque cuando una contracultura se generaliza, el estilo ya no se puede ver como una alternativa.

Cuando las tiendas de descuento venden faldas campesinas, y las revistas de moda ofrecen vestimentas de estilo bohemio de diseñadores costosos, la naturaleza de la vida bohemia se ha convertido en una norma cultural, y ya no es única y específica para un grupo en particular.

La moda abraza el boho chic, porque es un estilo que encierra valores a los que es difícil permanecer indiferentes como: el anhelo de la libertad individual, el rechazo de los conceptos materialistas modernos, el sueño de los ideales utópicos y la producción de bienes hechos a mano, como contrapartida a la cultura dominante.

Porque como cantaba John Lennon lo importante es no perder las esperanzas, imaginar que no hay cielo, sin infierno bajo nosotros y por encima solo el cielo.

Las prendas de vestir al mejor estilo boho chic en definitiva, nos vienen a recordar a los seres humanos lo que siempre estuvimos destinados a ser: seres únicos, libres e irremplazables, vestidos en telas suaves que nos elevan, como alas invisibles, hacia algo llamado libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.